13/8/14

22. Bather



La mujer se lleva del caminante nocturno la luz brumosa que enturbia sus recuerdos y,  mareada por el oleaje, se deshace en las profundidades; al volver a divisar la costa, cuando su cuerpo busque desesperadamente un remedio al deseo, sabe que volverá a beber de él lo que la hace renacer...


(del diario personal del dr. Sverennson)


Para cuando quieras darte cuenta ya habré regresado. Quieran los dioses que nunca sepas de mi desobediencia, pues sólo pensarías en mi intención de borrar lo de ayer. Y cómo hacerte ver que ni el agua más pura y cristalina podría eliminar los estragos del hielo deshaciéndose con exasperante parsimonia entre mis nalgas. O cómo demostrarte que tu lengua sobre mi sexo sigue quemando pese a sumergirme en este remanso bendito. ¿Me creerías si te hablara del extraño vapor surgido al remojarse el monte al cual asciendes cada día? Déjame dudarlo.

No. Ni mis manos atadas, ni los azotes, ni tu deseo rugiendo al compás de cada sacudida. O mi pelo aferrado al montarme, tus caricias malsanas sobre mi espalda, y ese vicio anhelante, corrupto, de comernos la boca en contorsión animal. Nada de todo eso se irá. Incluso podría asegurarte que el inocente baño me lleva de nuevo a la pira que comparto contigo.

Confórmate, pues, en encontrarme en el amanecer de tu mirada, como la sofocante tentación que el tiempo tiene a bien ofrecerte. Disimula la agitación de tu respiración tras alguna de mis sonrisas y vuelve a enturbiar mis ojos. Nada habrá cambiado. Nunca.


[Y si, quizá, el gusto cree descubrir algún matiz diferente, ya me encargaré yo de acribillarte el paladar con el néctar que ya me conoces.]


19 comentarios:

  1. Hola Shang! Me asomo a tu blog,para agradecer tu comentario,y me encuentro con un hermoso blog! Me quedaré por aquí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. adelante, sé bienvenida
      un placer recibirte

      Eliminar
  2. Leerte me aprieta el corazón y al acabar empieza a sangrar. Me quedo por aquí, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un placer que pases y sientas, con toda la intensidad del mundo

      Eliminar
  3. Entregada a su placer... pero sólo cuando le corresponda. Porque el vicio está en el exceso, y en la incertidumbre, la virtud.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. si así lo crees es que te gustó lo que leiste
      me alegro
      mi beso

      Eliminar
  5. ¿Cuanto de vivido, y cuanto de soñado hay en este relato?
    No me contestes si no quieres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la magia se produce al vivirlo todo, intensamente
      los sentidos añaden matices pero la piel y la carne dan fe de toda esta realidad

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

La palabra sólo puede celebrar la belleza, no reproducirla (Thomas Mann)